Salta: ¿cómo generar electricidad con el sol?

En San Carlos, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTI) desarrolló un sistema experimental que, a través del sol, genera vapor que luego transforma en electricidad. En esta fase de desarrollo, lo usarán para secar pimientos para pimentón.   

"Acá no sabemos qué hacer con el sol", suele decir la gente del norte donde los rayos del sol pican en la piel, calientan la tierra y hacen pensar en que sí hay algo para hacer con esos que ajan la piel. Para aprovechar esos rayos del sol, profesionales del Instituto de Investigación en Energía No Convencional (INENCO)-(UNSa-CONICET) y del INTI pusieron en marcha un prototipo de ensayo que genera vapor a partir de energía solar. Se trata de los primeros avances en captación de energía solar de la región con tecnología Fresnel lineal. En una próxima etapa será capaz de generar electricidad.

El prototipo que comenzó a funcionar a principios de septiembre en la localidad salteña de San Carlos, pegada a Cayafate, forma parte de la investigación que expertos del INECO y el INTI llevan adelante con componentes de la industria metalmecánica local. El equipo de ensayo cubre una superficie de 86 m2 y está compuesto por espejos concentradores que pueden generar vapor a partir de energía solar.

Están en una etapa de medición de temperatura, caudales y exigencias térmicas para estudiar los posibles usos de ese vapor. En una próxima etapa, el equipo estará preparado para generar energía eléctrica con una potencia de 30kW a escala experimental.

“En orden de importancia, las posibles aplicaciones del equipo apuntan a generar energía eléctrica, asistencia en los yacimientos mineros e intervención en procesos agrícolas”, explicó el ingeniero Marcelo Gea, codirector del proyecto y experto del INENCO. Como parte de la primera etapa de prueba el equipo será ensayado en una planta de secado de pimiento para pimentón.

Estos avances componen las primeras investigaciones regionales en lo que hace a la tecnología solar térmica lineal tipo Fresnel, realizada con elementos de fabricación nacional. “Nos decidimos por esta tecnología porque están a nuestro alcance.

Además, este desarrollo tiene la ventaja de adaptarse a las distintas necesidades energéticas del país ya sea para producción de vapor aplicado a la industria o para la generación eléctrica, seún dijo Martín Altamirano de INTI-Salta, uno de los líderes del proyecto.

¿Cómo funciona la tecnología Fresnel?

 

El equipo de concentración solar Fresnel está formado por líneas de espejos colocados cerca del suelo –orientadas de sur a norte– que giran sobre un eje horizontal para seguir al sol todos los días, desde las 9 hasta las 18. Cada espejo se curva levemente así todos los haces solares reflejados se concentran en un punto.

Allí se coloca el absorbedor que consiste en un sistema de caños de acero por donde pasa el agua, alcanza altas temperaturas y produce vapor, que es conducido hasta la turbina para generar electricidad o ser aprovechada para procesos industriales. Este proceso es monitoreado por una computadora que controla el movimiento de los motores de los espejos y las válvulas para asegurar así un funcionamiento automático.

“El NOA se encuentra entre una de las siete regiones del mundo con mayores niveles de radiación solar por lo que un equipo de este tipo puede dar solución efectiva a los problemas energéticos residenciales e industriales”, dijeron los especialistas.

Las zonas donde están ubicadas las explotaciones mineras regionales también poseen un alto nivel de radiación solar. El equipo permitirá obtener energía eléctrica y térmica cercana a los yacimientos, necesarias para la explotación de los minerales o para el procesamiento posterior del litio, que hoy es transportado y procesado en otras regiones o fuera del país.