Hallan 370 pingüinos muertos en una Reserva en Santa Cruz

Al menos 370 pingüinos adultos Magallánicos fueron hallados sin vida en la isla Quiroga, en le Reserva de la Ría Deseado (Santa Cruz), según sospechan los biólogos que trabajan en el lugar, la causa de la muerte puede ser la presencia de perros cimarrones, pero también cazadores.

Biólogos del Centro de Investigaciones de Puerto Deseado (Universidad Nacional de la Patagonia) hallaron 370 pingüinos muertos en la Isla Quiroga, área insular que está incluida en la Reserva Ría Deseado. Se trata del 12 por ciento de la población reproductiva actual de la Reserva.

El hallazgo se produjo los últimos días de octubre en una de las ocho colonias de Pingüinos adultos de Megallanes que existen en la Reserva. En la zona donde se produjo esta matanza se constató la presencia de al menos cuatro perros merodeando el lugar. Debido a esto se sospecha que “fueron los perros quienes mataron a los pingüinos. Posiblemente hayan aprendido a cruzar a nado a la isla durante estos últimos meses", así lo confirmaron los biólogos del Centro al diario El Patagónico.

No se sabe cómo los perros pudieron llegar a la isla. Y en el caso de haber llegado a la isla, luego debieron haber salido de la misma. Según aventuran a pensar los biólogos, una jauría de perros pudo haber cruzado a nado hasta la costa de la Isla Quiroga. Sería un escenario nuevo para los guardianes de esta Reserva, aunque muchos atestiguan haber visto algunos perros nadando en esas aguas heladas en los últimos meses.

Los pingüinos, según estudios y por el estado en el que estaban, tendrían de dos a seis semanas de muertos, muchos de ellos tenían mordidas. La presencia de perros sueltos es un fenómeno que se viene registrando desde por lo menos un lustro en Puerto Deseado, jaurías de perros callejeros se trasladan por toda la localidad patagónica. Estos perros se vuelven cimarrones con el tiempo, y se hace muy difícil domesticarlos.

"Es necesario poder contar con un mayor control sobre estos animales domésticos sueltos en la Reserva. Sería importante poder detectar los perros causantes de esta mortandad y retirarlos del área, evitando así nuevos ataques sobre esta u otras colonias de aves marinas en la Reserva", afirmaron los biólogos.

Desde el Centro de Investigaciones de Puerto Deseado, se pide a los vecinos y visitantes que cuando vean perros sueltos por la Reserva, que es un área protegida, de aviso a las autoridades. También destacan la presencia de cazadores en la zona. “Todo lo que atente contra la flora y fauna silvestre debe ser puesto en conocimiento de las autoridades”