Descubren que los jabones antibacteriales causan alteraciones hormonales

La Anmat halló ocho sustancias que están presentes en jabones y geles antibacteriales que producen resistencia bacteriana y alteraciones hormonales. En el Boletín Oficial salió publicado un dictamen que prohíbe a las empresas usar estas sustancias, pero a pesar de que son daniñas para la salud les da dos años de tiempo para retirar estas sustancias de estos productos de venta libre. Recomiendan lavarse las manos con jabón tradicional o neutro.

Promovidos como productos que protegen al cuerpo de la acción de bacterias y comercializados en todo el país bajo diferentes marcas, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió la comercialización de jabones líquidos, en barra, espuma o geles que contengan ocho sustancias que si son usadas en forma prolongada producen resistencia bacteriana y alteraciones hormonales.

En un comunicado que se difundió en el Boletín Oficial, mediante la Disposición 13832 la Anmat prohibió la venta de jabones líquidos que contengan ocho sustancias químicas que tienen consecuencias dañinas para la salud. El problema es que esta clase de productos se usan para la higiene de manos y cuerpo y se usan varias veces al día y su uso se ha masificado en los últimos años, pero recién ahora el ente encargado de controlar esta clase de productos emite la prohibición.

Las sustancias que quedaron prohibidas en la fabricación de productos cosméticos y de higiene son cloflucarban, fluorosalan, hexilresorcinol, amiltricresoles secundarios, cloruro de metilbencetonio, oxicloroseno de sodio, triclorocarbanllida, y triclosan. Como estos productos son de venta libre es probable que permanezcan un tiempo más en góndolas de hiperfarmacias, supermercados o kioskos. A la hora de comprar es importante no hacerlo si tiene alguna de estas sustancias químicas.

A pesar de que su uso es perjudicial para la salud, la Anmat, protegiendo a la industria farmacéutica, no quita de circulación estos productos, sino que aclara que “resulta necesario otorgar un plazo dos años para la aplicación de las restricciones mencionadas a los efectos de que la industria pueda hacer los ajustes en las formulaciones de los productos alcanzados por la presente disposición" Es decir: que por dos años más la población no informada seguirá usando estos productos que generan que las bacterias se hagan más resistentes y “alteraciones hormonales”, las cuales no se especifican.

Según la disposición, quedan exentos los productos antisépticos tópicos que no requieren enjuague (entre ellos alcohol en gel) y toallitas antibacteriales para manos que se utilizan cuando no se dispone de agua y jabón. A pesar de esto la OMS sostiene que el lavado de manos con jabón tradicional y agua corriente sigue siendo una de las medidas más importantes que se pueden tomar para evitar contraer enfermedades y prevenir la propagación de microbios a otras personas.

La prohibición de la Anmat le da tiempo a la industria para crear otros productos que contrarresten los efectos causados por los productos fabricados por las propias empresas que hoy usan y seguirán usando sustancias dañinas para la salud.