Cecilia entró en cuarentena y en 30 días abandona el Zoo de Mendoza

La chimpancé Cecilia que debió tener custodia policial por la oposición de una agrupación que no quería que se fuera del Zoo de Mendoza, entró en cuarentena como paso final para su traslado definitivo al santuario de Sorocaba en Brasil. Cecilia tiene 20 años y nació entre rejas, jamás conoció la tierra ni la vida natural. 

Con custodia policial ordenada por el gobierno mendocino por temor a algún atentado de la agrupación “Defensores de los Animales del Zoo Mendoza” que se oponía a su traslado, la chimpancé Cecilia entró en cuarentena por treinta días, paso final a su traslado definitivo al Santuario Natural de Chimpancés de Sorocaba, en Sao Pablo (Brasil)

"Cecilia es un animal que con sus 20 años de edad no conoce el suelo ni la vida natural, ya que la misma nació en un recinto de rejas y cemento. Hoy cumplimos con el concepto de bienestar animal que venimos llevando adelante desde el primer día de gestión", afirmó al Diario UNO el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

Encerrada en su jaula, hasta hace un tiempo atrás estuvo acompañada por dos compañeros, pero con la muerte de ellos, el estado de salud y anímico de Cecilia se fueron deteriorando hasta llegar al estado en el que no comía ni se movía. La Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (Afada),  entendieron que la calidad de vida de Cecilia no era bueno y realizaron un habeas corpus para pedir su traslado al santuario de Brasil.

El Zoológico de Mendoza, muy cuestionado por la muerte de una centena de animales, funciona bajo una interna política que incluye al gobierno y los intereses de gremios y de sus propios empleados. La Agrupación Defensores de los Animales del Zoo Mendoza, cuando supieron que el traslado de Cecilia era inminente, lanzaron una fuerte campaña en las redes sociales que llamaban a impedir que esto sucediera. “Vamos a seguir luchando hasta las últimas consecuencias”, se expresaron. Por eso la ONG Proyecto Gran Simio, que recibirá a Cecilia en Brasil, solicitó al gobierno de Mendoza que la chimpancé tuviera una custodia policial las 24 horas.

De esta manera, si todo sale bien, en treinta días Cecilia abandonará para siempre su jaula y conocerá por primera vez la tierra, los árboles, un arroyo y podrá entrar en contacto con otros chimpancés. Será la primera vez que se traslade a un primate de las características de Cecilia en nuestro país. La expectativa es que no sea la última.