Para Bergman los incendios "son una profecía apocalíptica"

Con 700.000 hectáreas devoradas por las llamas y 70.000 animales afectados que están sin alimento, el Ministro de Ambiente y Dasarrollo, rabino Sergio Bergman visitó La Pampa donde calificó a los incendios como una "especie de profecía apocalíptica" Los vecinos de La Adela, donde el fuego devoró todo, tomaron la visita del funcionario como una oportunidad más para oir promesas. 

Los rezos del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Rabino Sergio Bergman no ayudaron para detener las llamas que ya llevan devoradas 1.800.000 hectáreas en Río Negro, Buenos Aires y La Pampa, es en esta última provincia en donde la situación es desesperante. El funcionario nacional declaró mientras visitaba la zona afectada que los incendios son “una especie de profecía apocalíptica”

Con dos muertos, caminos rurales intransitables, rutas cortadas y daños ambientales que costarán varias décadas en remediarse, el incendio en La Pampa es uno de los más grandes en su historia. Las llamas ya han tragado 700.000 hectáreas de bosque nativo, pastizal y gran parte del ecosistema del puma, el ciervo y el jabalí, desaparecieron en esta provincia. Ante la desidia del estado, los héroes han sido los bomberos voluntarios que no descansan para ganarle al fuego algunos metros y así al menos salvar algunos de los cientos de animales que han muerto, encerrados por las llamas. Se estima que hay 70.000 animales afectados, sin alimento.

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna expresó lo que siente toda la provincia: que el Estado Nacional recién en las últimas horas se dio cuenta de la gravedad de la situación. La Adela, uno de los pueblos afectados tiene el fuego en el patio de las casas. Las imágenes que muestran un sol enrojecido sobre siluetas combatiendo las llamas con animales muertos ha recorrido el país. La Pampa arde y los pampeanos se sienten desprotegidos.

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman visitó la zona afectada, cuando la devastación ya estaba consumada y las llamas continúan avanzando por el sudoeste de la provincia. En declaraciones a la prensa manifestó que: “Tenemos que organizarnos frente a lo que hicimos al planeta que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes. Lo que parecía una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto habla justamente de lo que se llama adaptación, que es cómo nos vamos a ir organizando para que frente a lo que hicimos al planeta, que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes, estemos en condiciones de minimizar riesgos", expresó el rabino.

“Recién en las últimas horas repercutió en el gobierno nacional, que no ha ofrecido ayuda alguna. Del Ministerio del Interior ni siquiera nos han llamado para consultarnos acerca del estado de la situación”, declaró Verna. El director de Defensa Civil de La Pampa, Luis Clara, afirma que "el panorama actual de los incendios indica que el foco al sur de la ruta nacional 22 se mantiene activo, mientras que de la misma ruta hacia el norte está contenido, quemando hacia adentro. El foco más grande tiene un frente de 15 kilómetros y se mantiene la expectativa de controlarlo, porque si bien es largo, no es demasiado ancho" Hasta el momento han existido 80 focos de incendio que han quemado 700.000 hectáreas.

Los vecinos y pequeños productores que fueron a ver al rabino a la Adela se encontraron con una situación extraña. El funcionario nacional manifestó que había "venido a saludar a la gente de La Adela" y luego habló con metáforas religiosas lo que los pobladores viven en carne propia: el calor, las llamas y la pérdida de un estilo de vida. Martin Zimmerman, productor de la zona sintetizó en pocas palabras lo que sintieron los vecinos de esta pueblo devastado: "Nosotros producimos terneros y seguiremos viviendo en la zona pero definiría esta reunión con el ministro Bergman como promesas, todo promesas. Gente de muy buena voluntad y sentido común, pero que viene con promesas y es lo que les dije a los productores con los que nos reunimos: acá vamos a recibir promesas"

El ministerio de Seguridad de La Pampa aclaró en un comunicado “que el combate de las llamas se torna complejo debido a la velocidad de los vientos, lo que hace ineficaz la tarea de contra fuego debido a que la longitud de los frentes de incendio es de gran amplitud"

Lo que nos devuelve es lo que le damos, habría que recordarle al rabino, quien representa un estado que está promoviendo un modelo productivo basado en el desmonte y en la soja, que más al norte de estos incendios está causando severas inundaciones.