Descontrol en un área protegida: Puerto Pirámides colapsada de turistas

La primera semana del año visitaron Puerto Pirámides 30.000 turistas que ocasionaron un descontrol en este pequeño pueblo de 500 habitantes que está dentro de la Peninsula Valdes, un área considerada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Derroche de agua, robo a la caja fuerte de la municipalidad y violencia de parte de los visitantes fueron los principales problemas. Es un claro ejemplo de cómo el turismo mal manejado puede ser algo negativo para el medio ambiente.

Puerto Pirámides tiene 500 habitantes estables y la primera semana del año recibió 30.000 turistas que colapsaron el lugar, un área protegida, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La invasión de visitantes hizo que el pueblo no pudiera contener tal demanda y todos los servicios se vieron desbordados. La falta de planificación turística hace que el medio ambiente se vea afectado y dañado.

La situación divide las aguas entre los prestadores de servicios, el municipio y los vecinos del pueblo que viven allí todo el año y deben padecer la invasión de turistas. Puerto Pirámides no se trata de un destino más, está dentro de un área protegida por la UNESCO donde la prioridad es cuidar el medio ambiente y la biodiversidad de este accidente geográfico único en nuestro país y de los pocos en el mundo donde animales como los pingüinos y las ballenas tienen su santuario natural.

El Intendente de Puerto Pirámides, Javier Roldán declaró en el Diario La Jornada: “Arribaron 30.000 turistas la primera semana del año, hubo un colapso general que sobrepasó la oferta existente. Es algo que nos supera y que en la capacidad de carga de la zona es un gran problema. Hubo hechos indeseables en el camping y hasta hubo un robo en la caja fuerte de la comuna. Lamentablemente entra todo tipo de gente y algunos que empañan todo lo que es el verano”, se lamentó el Jefe Comunal.

Uno de los problemas históricos de Puerto Pirámides es la escasez de agua potable. En días normales hay muy poca presión y en determinadas épocas del año el suministro se corta. Los 500 habitantes que viven allí racionan el agua, y saben que el consumo debe ser moderado y muy cuidado, cualquier derroche ocasiona la falta de agua. Con los 30.000 turistas, el agua no dio abasto y hubo cortes, con lo que ocasionó problemas en los baños.

La situación se escapó de control, con tantos miles de visitantes no hubo lugar para dormir, los comercios se quedaron sin provisiones y el sistema higiénico y sanitario desbordó. “Hay que hacer uso racional del agua. La gente que viene no entiende, han llegado a poner mangueras en los piletones de afuera para bañarse y ducharse. Hay personas que no entienden y agraden al personal municipal que va para explicarles la situación”, explica el Intendente.

Puerto Pirámides es el único centro poblado de la Península Valdes que recibe a la mayor población de ballenas francas australes, que vienen a este santuario natural a reproducirse. Es considerada uno de los principales destinos de avistamiento de ballenas del mundo. Fue habitada por los aonikenk (tehuelches) Descubierta al mundo occidental por Magallanes en 1520, llego a tener una importante población española en el siglo XVIII, pero por la falta de agua se trasladó a Viedma y Carmen de Patagones, luego un malón tehuelche echó a los pocos españoles que se quedaron. Recién con la Campaña al Desierto volvió a habitarse.

Lo que sucedió en la primera semana del año es un ejemplo de cómo el turismo puede ser algo negativo. Es necesario que se establezcan medidas de control en el ingreso a la Península. Uno de los mayores problemas se ocasiona en el descontrol sanitario. Los baños municipales no pueden absorber tantos miles de visitantes, entonces los turistas deben hacer sus necesidades fuera de ellos, lo que ocasiona una situación que modifica y altera el medio ambiente y el normal desarrollo de la vida. “Se tomó la decisión de cerrar los baños porque cuando se abren entran y llegan a hacer las necesidades arriba de un banco. La gente, cuando utiliza los sanitarios, no tiene cuidado porque encontramos bolsas y botellas dentro de ellos. Es una locura